En CEIVA, aunque no somos un colegio bilingüe, iniciamos a los niños bajo nuestro cargo en el aprendizaje del inglés como un idioma extranjero de gran relevancia en el mundo moderno, lo cual abordamos en las etapas de preescolar (1, 2 y 3), a partir de las edades correspondientes (3, 4 y 5 años). Aunque es una actividad extracurricular (no incluida en el Currículo normativo nacional), forma parte de nuestra oferta de servicios integral, por tanto, se encuentra incluida en la estructura de costos regular y no es cobrada aparte como extra cátedra.

Durante el año escolar, en ciertos días de la semana en determinado horario (Lunes y viernes, entre 2p, y 3pm), los niños aprenden lo básico del idioma inglés de una manera divertida y natural, con diversos recursos (incluyendo multimedia: videos, fotos, audio, software), y actividades interactivas como cuentos, canciones, dinámicas grupales, entre otras.

Como aprenden los niños el idioma inglés en CEIVA:

  1. Comienzan a aprender inglés, a través de canciones y palabras sencillas.
  2. Se utilizan una variedad de recursos, las cuales ayudan a desarrollar un vocabulario amplio sobre diferentes temas, como comida, colores y números.
  3. Los niños son estimulados para mejorar sus habilidades de lenguaje, confianza e interacción, interactuando con otros niños.
  4. Se emplean estrategias básicas pero efectivas en el aprendizaje de la lengua, como la imitación, la repetición, el habla telegráfica y la incorporación.

Metodología:

Los niños escuchan, entienden y responden mediante acciones corporales que demuestran comprensión de las orientaciones dadas por la maestra (Teacher). Las actividades se usan para alcanzar el objetivo general, orientado hacia la comunicación efectiva, teniendo un alto contenido lúdico que integran elementos kinestésicos, coherentes con el desarrollo psicomotor de los niños.

Este método es efectivo, ya que la escucha y el habla son las primeras habilidades lingüísticas que desarrollan los niños al aprender cualquier idioma, incluso su lengua materna, y su utilización favorece a las actividades de movimiento y expresión corporal.

Los estudios del desarrollo del lenguaje y el habla de un segundo idioma sostienen que los primeros intentos de producir habla son intentos de imitar palabras que emplean otros. A medida en que incorporan significado, los niños siguen usando estas palabras con frecuencia repitiéndolas. Luego, los niños comienzan a combinar palabras aprendidas en esta forma, demostrando creatividad en la producción del habla telegráfica.

Por ello hacemos más énfasis en el significado que en la forma: Una interacción que tenga sentido en el salón de clase implica mucho más que la mera interacción lingüística y es indispensable crear condiciones para que estas se den y el significado se pueda negociar si se pretende que el niño progrese.

Para que el niño tenga éxito en su aprendizaje, la docente de inglés (Teacher) les hablará fuera y dentro del salón de clases en inglés. Es importante apoyar la comunicación con gestos, expresiones faciales y acciones pues esto da la clave para entender el significado de lo que escuchan, familiarizándose con los sonidos, ritmos y acentos.

Plan de estudios:

Contamos con un programa didáctico anual acompañado de libros de textos (revisar Lista de útiles), acordes a cada etapa del desarrollo preescolar. Este programa presenta y describe un conjunto de pautas fundamentales para que un niño aprenda lo básico del idioma inglés para su etapa de desarrollo, fundamentándonos en que los niños a esta edad en realidad tienen un gran potencial para adquirir un número infinito de información nueva, lo que se ha verificado a través de estudios, por ello sabemos que los niños que aprenden un idioma extranjero tienen un cerebro más activo y más tarde tienen menos dificultades en asignaturas escolares distintas del inglés. La forma en que bebés y niños pequeños aprenden a hablar demuestra que son aprendices naturales, entonces los años preescolares son vitales para el aprendizaje de idiomas, particularmente en los fundamentos del pensamiento, el lenguaje, la visión, las aventuras, la metacognición y otras características que son así establecidas. A través del juego y la exploración, los niños pueden aprender un idioma rápida y fácilmente. Es en preescolar cuando los docentes pueden maximizar la disposición y la capacidad de aprender de un niño usando la combinación sensorial y el juego combinados con el aprendizaje del idioma. Niños pequeños pueden aprender escuchando, viendo, imitando y practicando, cuando se les presenta rimas, canciones, juegos y narraciones en un idioma extranjero. De esta manera, el aprendizaje es más fácil si se hace a través de metodologías ágiles y divertidas, usando todos los sentidos. Todas estas son razones importantes para exponer a los niños al aprendizaje temprano de lenguas extranjeras con una metodología apropiada para su edad.

Para lograr lo anterior, se cuenta con plan de estudios que contempla un compendio de temas y actividades a desarrollar. A continuación, un resumen de dicho plan (hacer clic sobre la imagen referencial para tener acceso al documento PDF que lo contiene):