Según la normativa ministerial (MPPE) que regula el tema de los uniformes escolares (Resolución DM/N° 075, Art. 5), se entenderá como uniforme escolar aquella vestimenta que se usa de forma regular en las instituciones y centros educativos del Subsistema de Educación Básica, al cual está adscrito la Educación Inicial. Según esta misma normativa (Resolución DM/N° 075, Art. 6), el uso del uniforme escolar es obligatorio, teniendo en cuenta que aquel niño que por razones plenamente justificadas no pueda usarlo algún día, igualmente tendrá acceso normal a nuestras instalaciones de manera regular y normal.

Las características del uniforme escolar según nivel, están descritas en la misma normativa (Resolución DM/N° 075, Art. 7), existiendo tres (3) opciones para el nivel de Educación Inicial. Nosotros hemos escogido la siguiente:

• Mono color azul marino.
• Franela de color rojo.

          

Las opciones para franelas (el mono es una sola opción: azul marino), son tres (3): rojo, amarillo o azul. Nosotros hemos escogido el color rojo. Las razones para la escogencia de esta combinación, son las siguientes:

• Este color, desde nuestra experiencia, es el que mejor resiste, soporta o “disimula” el sucio por el uso regular.
• Nuestros colores institucionales son los del espectro del arco iris: Rojo, Naranja, Amarillo, Azul y Violeta, siendo los principales desde el primero al quinto, uno por cada inicial de las letras de CEIVA. Con esta combinación, contemplamos el inicio y el final de esta escala cromática.

Esta misma normativa (Resolución DM/N° 075, Art. 8), establece que el calzado escolar para todos los niveles del Subsistema de Educación Básica, es zapato tradicional de color negro o marrón.

En nuestro caso, si el niño previamente ya tenía zapatos deportivos o cualquier modelo cerrado igualmente cómodo, de cualquier color, que pueda usar en el colegio, puede usarlos sin problemas, para evitar adquisiciones innecesarias pues a esta tierna edad pueden cambiar de talla de zapatos antes de la duración de los mismos.

Esta misma normativa (Resolución DM/N° 075, Art. 9), establece que todas las franelas deben incluir sus respectivas insignias. La nuestra, se puede apreciar en la siguiente imagen:

La misma, se manda a elaborar con proveedores externos y se vende al costo en el colegio. A cada representante se le podrá vender un máximo de cinco (5) unidades al momento de formalizar la inscripción. Al respecto, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

• Para los casos de niños que sean retirados antes de finalizar el año escolar (incluso aquellos que terminen su ciclo completo), podrán devolver las insignias, para que puedan ser reutilizadas por otros usuarios, para lo cual, se les podrá reembolsar su costo (según estructura de costos correspondiente), dependiendo su estado de conservación.

Sobre esta normativa (Resolución DM/N° 075, Art. 6), se debe tener en cuenta que son las familias las que estarán en la obligación de velar por el cumplimiento de la norma por parte de su representado. También son encargados de velar por el cumplimiento de esta normativa (Artículo 12), el personal directivo y docente de la institución, por lo cual nos tomamos la libertad de notificar llamados de atención sobre el incumplimiento de esta norma, sin que esto implique en ningún caso, prohibir el acceso del aniño al colegio por no portar su uniforme.

Complementariamente, se debe tener en cuenta (Artículo 11), que en temporadas de lluvia o climáticas que lo ameriten, los niños podrán usar abrigos o impermeables y botas o botines acordes a la referida temporada.

Notas complementarias:

• CEIVA no comercializa ni vende ningún componente del uniforme escolar (exceptuando la insignia escolar).
• La dotación del uniforme escolar no se encuentra incluida en nuestros costos.