Menu

 

EL CENDAS-FVM, es el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros. Publican desde hace más de veinte (20) años, regularmente todos los meses, ciertos registros, indicadores y análisis económicos que permiten evaluar el deterioro (esperemos que algún día la mejora), del poder adquisitivo de los venezolanos, algo de suma utilidad e importancia, en un país en el que otras instituciones obligadas a hacerlo (Instituto Nacional de Estadística y el Banco Central de Venezuela, entre otros), deciden no publicar los datos económicos oficiales o retrasar su divulgación. Dicha institución se encuentra bajo la dirección del economista Oscar  Meza (PhD Profesor  UCV).

En este apartado, nosotros nos enfocamos en uno de esos indicadores: Canasta alimentaria familiar (CAF), ya que los estamos usando desde el año escolar 2019-2020, como referente principal del cálculo de nuestro paquete salarial, debido a la destrucción del salario mínimo oficial (SMO), como indicador relevante con alguna vinculación con la realidad económica del país.  

El indicador de la canasta alimentaria se construyó precisamente para medir el poder adquisitivo del salario del venezolano. Antes de la reforma laboral de 1997, legalmente no había ninguna obligación patronal de ajustar el salario mínimo en ningún tiempo. Esa era una potestad del Presidente o del Congreso Nacional en aquella época, a través de una ley. El resto eran ajustes por decreto una vez que el Presidente consultaba a los organismos más representativos de los trabajadores, de los empleadores y al consejo de economía que existía desde 1946. Se ajustaba el salario en riesgo del aumento del costo de la vida, eso era lo que más o menos decían tanto los artículos de la Constitución como de la Ley Orgánica del Trabajo antes de 1997. Fue a partir de este año que los trabajadores, representados por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y las centrales sindicales que participaron en la comisión tripartita que se instaló en 1996, acordaron que el salario mínimo debería revisarse y ajustarse por lo menos una vez al año teniendo en cuenta, entre otras variables, el costo de la canasta alimentaria, el cual se publica de manera ininterrumpida desde 1998, mediante el Cendas de la FVM, desde enero de 2002.

Esta institución, consulta más de 21 mil datos mediante observaciones de precios realizadas fundamentalmente en el oeste de Caracas y en los Valles del Tuy, en supermercados y mercados municipales. Su equipo de trabajo y colaboradores, van como consumidores, porque generalmente, ya no lo pueden hacer como encuestadores, y toman nota de los precios. Estos, se registran en una base de datos los cuales usan para calcular las variaciones de precios y promedios, lo cual hacen de meses concluidos.

La canasta del Cendas-FVM, está conformada por cerca de 60 productos (58), comparativamente significativos, tomando en cuenta que la normativa del INE tiene 50, y la de bienes y consumo del BCV tiene muchos más, tiene todos los productos indispensables y que derivan de la encuesta de presupuesto familiar que lleva el BCV, que por supuesto es una canasta mucho más amplia, así que el indicador más completo sería el del BCV, si fuera publicado oportunamente.

A continuación, nuestros registros históricos de esta variable (CAF), compilados en años escolares, desde el inicio de actividades de nuestra institución, en el año escolar 2014-2015, luego serán publicados los años anteriores. Para tener acceso a los documentos en mayor definición y detalles, hacer clic sobre las siguientes imágenes:

           

Fuentes consultadas: